jueves, 23 de junio de 2016

La parábola de las Naranjas

Había una vez un joven que ambicionaba trabajar para una empresa que pagaba muy bien y que era muy prestigiosa. El joven preparó su CV, postuló y asistió a varias entrevistas hasta que logró ser admitido. Al poco tiempo decidió que su próxima meta sería ascender al grado de supervisor, ya que le traería mayor prestigio y un mejor sueldo. Trabajó duro realizando bien todas las tareas que se le dieron; llegaba temprano en las mañanas y se quedaba hasta tarde trabajando.

Al cabo de cinco años se abrió una vacante de supervisor, y para consternación del joven, la promoción se le dio a otro empleado que sólo había trabajado para la compañía durante seis meses. El joven estaba muy enojado, y se dirigió a su jefe exigiendo una explicación.

El jefe sabio le dijo: "¿Antes de responder a tus preguntas, me harías pequeño servicio?"

"Sí, claro", dijo el empleado. "¿Podrías ir a un almacén y comprar unas naranjas? Mi esposa las necesita."

El joven aceptó y fue a la tienda. Cuando regresó, el jefe le preguntó: "¿Qué clase de naranjas compraste?" "No sé", respondió el joven. "Usted me pidió que fuera a comprar naranjas, y estas son naranjas. Aquí están." 

"¿Cuánto cuestan?", Preguntó el jefe. 
"Bueno, no estoy seguro", fue la respuesta. "Usted me dio $20.000. Aquí está su recibo y el vuelto."

"Gracias", dijo el jefe. "Ahora, por favor, toma asiento y presta mucha atención."


A continuación, el jefe llamó al empleado que había recibido la promoción y le pidió hacer el mismo servicio.



Cuando el otro empleado regresó, el jefe le preguntó, "¿Qué clase de naranjas compraste?"


"Bueno", respondió, "el almacén tenía muchas variedades: había naranjas Navel, naranjas de Valencia, mandarinas y muchos otras, y yo no sabía qué tipo comprar. Pero recordé que usted dijo que su esposa necesitaba las naranjas, así que la llamé. Ella me dijo que tenía una fiesta y que iba a hacer jugo de naranja. Así que le pregunté al tendero con cual de todos los tipos de naranjas quedaría mejor el zumo de naranja. Él me dijo que la naranja Valencia estaba llena de jugo muy dulce, así que eso es lo que he comprado. Las dejé en su casa en mi camino de regreso a la oficina. Su esposa quedó muy satisfecha."


"¿Cuánto costaron?", Preguntó el jefe.


"Bueno, eso fue otro problema. No sabía cuántos kilos comprar, por lo que una vez más llamé a su esposa y le pregunté cuántos invitados estaba esperando. Dijo 20. Le pregunté al tendero cuantos kilos de naranjas serían necesarias para hacer zumo para 20 personas, y eran muchos. Entonces, le pregunté al tendero si me podía dar un descuento por volumen, y lo hizo! Estas naranjas normalmente cuestan $1.000 el kilo, pero pagué sólo $875. Aquí está su cambio y el recibo."

El jefe sonrió y dijo, "Gracias; tu puedes ir."
Miró al joven que había estado observando. El joven se puso de pie, dejó caer los hombros y dijo: "Veo lo que quiere decir," mientras caminaba abatido fuera de la oficina.

¿Cuál era la diferencia entre estos dos jóvenes? Se les pidió a ambos ir a comprar naranjas, y lo hicieron. Se podría decir que uno se ha esforzado, o que uno era más eficiente, o que uno ha prestado más atención a los detalles. Pero la diferencia más importante tiene que ver con un interés real más que sólo realizar la acción. El primer joven está motivado por el dinero, la posición y el prestigio. El segundo joven está impulsado por las ansias de complacer a su empleador y un compromiso interior en ser el mejor empleado que pueda ser, y el resultado es obvio. (Extracto de: "Viviendo con un Propósito: La importancia de la real intención" de Randall L. Ridd)

Cualquiera puede ser un gran empleado si esa es su verdadera intención. Pero la intención real debe venir desde dentro. No viene de motivadores externos tales como dinero o títulos. la intención real viene de un genuino deseo de hacer lo correcto por la razón correcta, junto con un compromiso interno para siempre poner el mejor esfuerzo en todo lo que uno hace. Grandes empleados están dispuestos a concentrarse en ayudar a otros a ser más exitosos e inevitablemente ellos mismos crecer hasta convertirse en grandes líderes en el proceso. Toman la responsabilidad de sus acciones y son dueños de sus errores. Ellos ganan la reputación de ser dignos de confianza y se ganan el respeto de sus compañeros de trabajo. Y entienden el valor de un equipo.

Siempre he encontrado que la mejor manera de conseguir lo que se quiere es ayudar a otros a conseguir lo que ellos quieren. Al ayudar a tu jefe a tener éxito, inevitablemente, tendrás éxito tu mismo. Y eso es exactamente lo que grandes empleados hacen.

Fuente: Amy Rees Anderson (www.amyreesanderson.com/blog)

miércoles, 17 de febrero de 2016

¿Qué es TRIZ?

Los proyectos alcanzan con frecuencia un punto donde tras haber hecho todo un análisis, el siguiente paso es poco claro. El equipo del proyecto debe ser creativo para averiguar qué hacer. Las herramientas de creatividad común se han limitado al intercambio de ideas y de métodos que dependen de la intuición y del conocimiento de los miembros del equipo. Estos métodos descritos como de base psicológica suelen tener resultados impredecibles e irrepetibles.

TRIZ es un método de resolución de problemas basado en la lógica y los datos, no en la intuición, lo que acelera la capacidad del equipo de proyecto para resolver problemas de manera creativa. TRIZ también proporciona la repetibilidad, la previsibilidad y fiabilidad debido a su estructura y enfoque algorítmico. "TRIZ" es el acrónimo (Ruso) de “Tieoriya Riesheniya Izobrietatielskij Zadach” o sea, la "Teoría para Resolver Problemas de Inventiva." GS Altshuller y sus colegas en la antigua URSS desarrollaron el método entre 1946 y 1985. TRIZ es una ciencia internacional de la creatividad que se basa en el estudio de la modelos de problemas y soluciones, no en la creatividad espontánea e intuitiva de los individuos o grupos. Más de tres millones de patentes han sido analizados para descubrir los patrones que predicen soluciones innovadoras a los problemas.

TRIZ se está extendiendo en el uso corporativo a través de varios caminos paralelos - es cada vez más común en los procesos Six Sigma, en los sistemas de gestión de proyectos y gestión de riesgos, y en iniciativas de innovación de la organización.

Este método se basa en la hipótesis de que hay principios universales de la creatividad que son la base de las innovaciones creativas que permitan avanzar en la tecnología. Si fuera posible determinar y codificar esos principios se podría enseñar a la gente para hacer el proceso de la creatividad más predecible. La versión corta de esto es:

En algún lugar alguien ya ha resuelto este problema (o uno muy similar.)

La creatividad ahora es encontrar esa solución y adaptarla a un problema en particular.

La investigación se ha desarrollado en varias etapas durante los últimos sesenta años. Los tres resultados principales de la investigación son los siguientes:

i.   Los problemas y las soluciones se repiten en todas las industrias y las ciencias. La clasificación de las contradicciones en cada problema predice las soluciones creativas a ese problema.

ii.   Los patrones de evolución técnica se repiten en todas las industrias y las ciencias.

iii.   Las innovaciones creativas utilizan efectos científicos fuera del campo en el que se desarrollaron.

Gran parte de la práctica de TRIZ consiste en el aprendizaje de estos patrones de repetición de solución-de-problemas, modelos de evolución técnica y métodos de uso de los efectos científicos, y luego aplicar los patrones de TRIZ generales a la situación específica a que nos enfrentamos.

Algunos de los métodos que emplea TRIZ son:
  • El resultado ideal final y la idealidad
  • Modelado funcional, análisis y componentes
  • Localización de zonas de conflicto (Análisis causa-raíz)
  • Los 40 principios inventivos de resolución de problemas
  • Los principios de separación
  • Leyes de la evolución técnica y tecnología de previsión y
  • 76 soluciones patrón
 ¡La mejor manera de aprender y explorar TRIZ es comenzar un problema que no se ha resuelto satisfactoriamente y probarlo!


Fuente: triz-journal.com

martes, 11 de agosto de 2015

Las 4 estaciones y una pregunta desesperada

Si a cualquier habitante del hemisferio Sur le preguntan qué día comienza el verano, la respuesta casi unánime es que el verano comienza el día 21 de diciembre. No faltará quien argumente que la fecha y hora exacta varía de año en año, por lo que bien podría ser el día 20, 21 o 22 de diciembre.

Si preguntamos la causa por la cual tenemos 4 estaciones, un porcentaje importante de personas piensan que es porque la tierra describe una elipse en torno al sol durante cada año, lo que hace que se acerque y se aleje del sol en su período de traslación.

Recordemos que una elipse puede ser alargada o redonda. Para describir cuán redonda es una elipse, los expertos utilizan el término "excentricidad". Si la excentricidad es cercana a 1 la elipse es larga y delgada. Si la excentricidad está cerca de cero, entonces la elipse es casi un círculo. La excentricidad de la tierra es de solo 0,0167, o sea, describe casi un círculo perfecto en torno al sol.

No es el movimiento de traslación de la tierra en torno al sol lo que origina las 4 estaciones. Al menos no directamente. La causa primordial es la inclinación del eje de la tierra en 23,5 grados. Si dicho eje no estuviese inclinado, no existirían las estaciones ni variaciones de horas de luz y de oscuridad durante el año.

Gracias a dicha inclinación, cada hemisferio recibe una cantidad variable de luz día que se va incrementando hasta su máximo en el solsticio de verano. El inicio del verano está marcado por la máxima declinación solar hacia el polo sur, generándose el solsticio o sol quieto, que es el día en que tenemos la máxima luz del sol en nuestro hemisferio. Es el día más largo del año.

Hasta aquí pareciera que está todo correcto, ¿no es cierto?

Siempre me ha llamado la atención observar que durante el invierno comienzan a florecer los aromos. Cada año me da la impresión que la naturaleza estuviera equivocada y que no supiera que recién a partir del 21 de septiembre debieran empezar a florecer.

Pero algo dentro de mí me dice que lo más probable es que seamos nosotros los errados. Ello me llevó a preguntarme lo siguiente: ¿por qué el verano COMIENZA con el día más largo del año? ¿No debiera caer dicho día más largo en la MITAD del verano?

Seguramente nuestros ancestros tendrían problemas para calcular la mitad del verano, no así el día del solsticio. Sin embargo, nosotros poseemos la tecnología para calcular y anticipar dichas fechas.

Cada estación dura aproximadamente 91,25 días, lo cual implica que si el solsticio de verano marcara la MITAD del verano, el inicio del verano debiera empezar 45,62 días antes, o lo que es igual, el día 5 de noviembre. El otoño debiera comenzar el día 3 de febrero, el invierno el día 6 de mayo y la primavera el día 6 de agosto.

¡Justo cuando empiezan a florecer los aromos! 


sábado, 25 de julio de 2015

Ocho maneras de comenzar un discurso

Ocho maneras de comenzar un discurso

Los momentos más difíciles de un discurso son aquellos interminables segundos de tiempo mientras llegas al escenario, encuentras tus notas, miras a la audiencia esperando que los aplausos se extingan, y que reúnes todo tu ingenio para comenzar. Esperas que todo vaya bien, te preguntas si la tecnología funcionará, o temes que no lo hará, y tratas de averiguar por qué accediste a hablar a esa abigarrada multitud delante de tí en primer lugar.

Y entonces tienes que comenzar tu discurso. Al abrir la boca, ¿que sale? Las siguientes son ocho maneras de comenzar un discurso que van más allá de mis exhortaciones habituales para comenzar con una historia, una estadística sorprendente, o una pregunta.

1. Comenzar con cómo las cosas solían ser
Esta estrategia es útil para charlas sobre cambios o una nueva propuesta para tu equipo, tu organización, o en tu profesión. "Antes podíamos contar con nuestros clientes…”. "Hasta hace poco, todo el mundo pensaba que los arrendatarios harían siempre…" “¿Recuerdas cómo las cosas solían calmarse en el verano?" La idea es conseguir que tu audiencia asienta en reconocimiento, o sonría a la singularidad de ayer, o tenga nostalgia por el pasado martes. Entonces, van a escuchar dentro del marco de la nueva idea o propuesta que los va sorprender.

2. Comenzar con una fuerte emoción
Ya sean positivas o negativas, las emociones fuertes captan la atención y establecen el debate de una manera interesante. "Lo peor de nuestra profesión es…" "Lo que me encanta de los pingüinos es la forma en que…” “Odio la tipografía Sanserif ". El punto aquí es que obtendrás una reacción, ya sea positiva o negativa, y se centrará la audiencia en el punto que deseas que piensen. Reaccionamos a las emociones fuertes, como descarrilamientos de trenes, y no podemos quitar nuestros ojos de ellas.

3. Agradecer a la audiencia por algo que han hecho
Nunca te equivocas al alabar a la audiencia, ya sea que se lo merezcan o no. Es adulación, claro, pero funciona, y desarma a la audiencia, preparándola para escuchar de manera más favorable tu próximo punto. "Vamos a empezar dándose ustedes mismos un fuerte aplauso. Ningún equipo pudo haber logrado sortear estos difíciles últimos meses mejor que ustedes. Han sido verdaderamente héroes”. Los aplausos luego te permiten decir: "Por eso estoy seguro de que ustedes serán capaz de…".

4. Cortar lo sobrante centrándose en la esencia
Esta movida requiere confianza, pero con la correcta comprensión de tu público, puede ser muy eficaz. "Lo único que importa en este año electoral es la economía…". "Hoy quiero hablar de equidad…". "Cuando se trata del medio ambiente, sólo hay un número que se necesita saber…". Este truco es muy útil cuando estás tratando un tema muy complejo, o un debate con muchos lados y mucha historia. Es una manera de despejar la maleza revelando la cuestión esencial debajo de todo el exceso.

5. Hacer una gran demanda
Preguntar a la audiencia algo grande, excesivo o irracional es contrario a la intuición. Hacer este tipo de solicitud requiere un profundo conocimiento de tu público, y un fuerte sentido de tu propia posición. A la gente le encanta comprometerse con metas audaces, así que no tengas miedo de invocar algo que realmente crees que es importante. "Elegimos ir a la Luna…". "Vamos a hacer historia esta noche…". "¿Por qué no hacer noticia por una vez en lugar de reaccionar a ellas? Vamos a…".

6. Desglosar el asunto en una forma simple
Uno de las metáforas más atractivas de hablar en público es hacer lo complicado simple. "Sólo hay tres maneras en que ustedes pueden diseñar una portada de libro…". "La seguridad financiera es realmente muy simple. Ustedes pueden lograrlo en tres pasos. En Primer Lugar…". Sólo asegúrate de que sabes de lo que estás hablando. No quieres que la audiencia esté pensando de inmediato en todo lo que has dejado fuera. Este tipo de simplicidad exige experiencia real para ser eficaz.

7. Trazar el futuro
El atractivo perdurable de los adivinos tiene algo que ver con la seguridad, supongo, que parecen darle a uno sobre el futuro incierto. Puedes participar del encanto de la bola de cristal dándole a tu público un esquema para manejar el futuro. "Veo esto en una de estas tres maneras…”. "Estén atentos a una de las dos cosas que sucederán. Cuando vean cualquiera de ellas, sabrán que…”. En realidad no importa si puedes predecir el futuro con precisión o no; lo que estás haciendo es dar a tu público una forma de pensar en el futuro que se siente manejable.

8. Pedir a la audiencia imaginar algo completamente diferente
Este enfoque es eficaz con las organizaciones profesionales o equipos que han estado haciendo las cosas de una determinada manera durante mucho tiempo, o para cualquier persona que ha luchado con un status quo que parece inamovible. "¿Qué pasaría si la educación superior fuera gratis para todos?" "Me gustaría empezar preguntando si imaginan un mundo sin hambre…". "Siempre hemos asumido que la Ley de Moore tenía un final finito. ¿Qué pasaría si de repente pudiésemos aumentar la potencia computacional en un factor de mil?"

Usa estas sugerencias para comenzar tu charla y agregándole algo de brillo adicional verás que resulta todo un éxito.

Fuente: Eight Ways To Begin A Speech, por Nick Morgan


miércoles, 8 de abril de 2015

Riesgos y Procesos

En los últimos meses hemos visto nuestro país golpeado por varios desastres: la erupción de un volcán en el sur, los incendios forestales en el centro y sur, y hace una semana una inundación que devastó el norte de Chile generando un recuento inicial de más de 26 muertos y 137 personas desaparecidas.

Ningún gobierno puede anticipar la ocurrencia de esos desastres. Sin embargo, la autoridad está obligada a anticipar sus ocurrencias y a minimizar los impactos, sobre todo teniendo en cuenta las características geográficas y geológicas de nuestra nación.

La gestión de proyectos nos enseña que una de las principales causas de fracaso del proyecto es la falta de planificación. ¿Cuál ha sido la planificación de la respuesta a los riesgos para tales calamidades? ¿Quiénes son las personas responsables del monitoreo y alerta de los riesgos identificados?

Otra causa importante es la falta de procesos y procedimientos. ¿Quién evalúa la efectividad del proceso de gestión de riesgos? ¿Qué preparación e instrucción se ha proporcionado a los habitantes para hacer frente a tales escenarios?

Chile cuenta con una Oficina Nacional de Emergencia, ONEMI, bajo el Ministerio del Interior, responsable de la coordinación del Sistema Nacional de Protección Civil. Su misión es la de planificar, promover, coordinar y ejecutar acciones de prevención, respuesta y rehabilitación en situaciones de riesgo colectivo, emergencias, desastres y catástrofes naturales o provocados por la acción humana.

A la luz de los recientes acontecimientos, es urgente y necesario que la ONEMI revise la planificación, análisis y respuesta a los riesgos, y los procesos, procedimientos y responsabilidades para el monitoreo de amenazas con el fin de reducir al mínimo la pérdida de la vida humana, animal y vegetal.

Ningún chileno sobra en nuestro país.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Fórmula para Encontrar el Empleo Soñado

Si quieres encontrar ese empleo soñado te aconsejo leer este artículo hasta el final. (Nota: el sesgo masculino del artículo es un accidente obligado por nuestro idioma)

“La pobreza es la peor forma de violencia” dijo Mahatma Gandhi, y para quienes deben pagar las cuentas, mantener un hogar, educar a sus hijos, emprender un proyecto de vida con un ser querido o realizarse profesionalmente, dicha frase resulta una dura verdad aprendida en el día a día. Sobre todo si se considera la necesidad de optar por una remuneración digna y acorde al esfuerzo.

El trabajo, cualquiera que sea, dignifica y permite soñar y proyectarse en el tiempo. Quien haya quedado cesante por “necesidades de la empresa” y deba volver a buscar empleo, enfrentará además el factor psicológico que mermará su autoestima. Deberá pasar por el doloroso proceso de caer y tener que volverse a levantar.

Encontrar empleo nunca ha sido una tarea fácil. Irónicamente requiere trabajo encontrar trabajo, sobre todo si eres un joven profesional o técnico recién egresado y con nula experiencia laboral.

Además, en los tiempos cambiantes que vivimos hoy por hoy en Chile, originados por la estulticia gubernamental o la desidia empresarial, por nuestra dependencia de los commodities, por factores exógenos causados por el riesgo país, en la actual sociedad del conocimiento chilena la fuerza ocupacional desempleada ha aumentado progresivamente y no se advierten esfuerzos serios por parte de los actores para revertir dicha situación.

Cuenta la fábula que un león escapaba junto a todos los animales del bosque en llamas, cuando de repente levantó la vista y vio a una golondrina que suspendida en lo alto, inmóvil, batía sus alas. El rey de la selva, alertándole del peligro inminente le conminó a huir del lugar. La golondrina inmóvil siguió batiendo sus alas vigorosamente y le respondió que no podía huir porque ella estaba apagando el incendio. El león asombrado le contestó que era una insensatez pretender apagar el fuego con unas alas tan pequeñas, a la que la golondrina respondió: es probable, pero al menos yo estoy haciendo mi parte.

Y tú amigo lector, ¿estás dispuesto a hacer tu parte… y a qué costo?

Esta es la fórmula para encontrar ese trabajo soñado: 
  1. Investiga cuales son las 5 principales empresas del país que prestan servicios en el ámbito de tu actividad. Por ejemplo, si eres un ingeniero de telecomunicaciones, tendrías que poner tus ojos en Claro, Entel, Movistar, etc.
  2. Visita los sitios web de tus potenciales empleadores para conocer más de su organización, políticas, necesidades, normas (de vestir, etc.) proyectos y proyecciones de crecimiento.
  3. Orienta tu CV conforme a los proyectos y servicios de la empresa. No mientas.
  4. Antes de visitar la empresa, toma lápiz y papel y describe la forma en que piensas que eres un real aporte para dicha empresa. No te levantes hasta no haber escrito al menos 5 puntos.
  5. Recuerda que tú no vas a buscar trabajo. Vas a ofrecerte a ayudarles a resolver un problema. Las empresas no contratan empleados, buscan a quienes les ayuden a resolver problemas y a mejorar la rentabilidad de sus negocios.
  6. Solicita una reunión con el gerente del área de negocios de tu interés. No le digas que andas en búsqueda de empleo. No pidas por nada del mundo hablar con el gerente de recursos humanos, a no ser que sea ésa precisamente tu área de interés. Es más fácil reunirse con un gerente de área que con uno de RRHH.
  7. Vístete con la (in)formalidad que requiera una entrevista de trabajo para esa empresa.
  8. Cuando te reúnas con el gerente de área, resume lo que has investigado de su empresa y hazle una pregunta inteligente acerca de su trabajo. Anímalo y déjalo que hable. Normalmente la gente se siente muy bien hablando de sus logros y proyectos. No lo interrumpas.
  9. Cuando te pregunte la razón de tu interés, responde con la respuesta más relevante que tengas ente las que anotaste en el punto “v” con lo cual demuestras tu proactividad, iniciativa e interés, ofreciéndote a TRABAJAR GRATIS DURANTE UN PERÍODO DE TIEMPO DETERMINADO con el fin de poder demostrar tus capacidades.
  10. Cuando te pregunte por qué estás dispuesto a trabajar gratis, le explicas que necesitas adquirir experiencia y la mejor manera es trabajar para la empresa líder del mercado. Si para ello es necesario trabajar gratis, pues lo harías encantado.
  11. A estas alturas seguramente habrás impactado a tu futuro jefe, y lo más probable es sea él quien desee contratarte y seguramente no permitirá que trabajes gratis.
  12. Si a pesar de todo no obtienes el puesto soñado, te sientas a analizar los aciertos y errores que tuviste con esa empresa, y aplicas las mejoras en el próximo intento con la segunda empresa, repitiendo lo indicado en los puntos anteriores, hasta que lo logres.
Es virtualmente imposible que no lo logres. Te lo digo por propia experiencia.

Ahora viene tu parte: enviarme un correo al término de la lectura, en el cual me cuentes la PREGUNTA que te nace hacerte a ti mismo, ocasionada por este artículo. No me digas si te pareció bueno o malo el artículo, eso no es lo relevante. Hazte la pregunta que surge dentro de ti como resultado de esta lectura.

La respuesta que luego des a esa pregunta, es la clave de tu éxito.

martes, 26 de noviembre de 2013

3 Claves del éxito de un proyecto

Mucha teoría se ha escrito respecto a los procesos, habilidades, herramientas y técnicas más adecuadas para llevar a cabo proyectos exitosos. En base a la experiencia, existen también profesionales que sin tener una formación teórica rigurosa, gestionan proyectos con éxito.
 
Mientras disfrutaba de un grato almuerzo con los participantes del curso de dirección de proyectos que me encontraba dictando en ciudad de México el pasado mes de Septiembre, escuché a alguien preguntar cual sería la clave que aseguraba el éxito de un proyecto. Alguien respondió “los recursos”; otro contestó “el equipo de trabajo”; alguien más dijo “el líder del proyecto”.
 
Cuando me tocó el turno de responder ya era hora de volver al salón de clases, por lo que tuvimos la oportunidad de volver a plantear la pregunta y de escuchar las opiniones del resto del curso. Si bien es cierto que todas las respuestas dadas eran correctas, existen tres variables que a mi juicio son claves y determinantes del éxito del proyecto. Tres conceptos que si se los tiene en cuenta, pueden hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso, entre disfrutar o sufrir durante el emprendimiento.
 
La primera clave se llama Alineamiento.
El alineamiento del proyecto a los objetivos o plan estratégico de la empresa. Mantener un proyecto alineado permite enfocarse en lo que es verdaderamente importante. Consigue que fluyan los recursos. Da visibilidad del equipo y su líder, en la gerencia. Por el contrario, un proyecto exitoso que no agregue valor al plan estratégico, es mirado como una pérdida de tiempo y recursos.
 
La segunda clave se llama Interesados.
Los proyectos, por definición, impactan de forma positiva o negativa a los interesados. Por ende, identificar en forma temprana a los interesados, y a los interesados clave, permite hacerse cargo oportunamente de las expectativas e intereses que los interesados tienen respecto del proyecto. Nada hay más importante que ser tomados en cuenta. Informados. Nada hay más delicado que herir la susceptibilidad humana. Importunar al ego.
 
La tercera clave se llama Praxis.
Consiste en aplicar las mejores prácticas durante la gestión del proyecto. Mezclar teoría con experiencia. Formar un equipo de trabajo competente, liderado por un gerente de proyecto con las competencias necesarias, de modo que entre todos desarrollen un plan de trabajo y lo pongan en práctica.
 
Existen otros temas que también son relevantes, como la definición del Alcance, los Riesgos y …