domingo, 30 de mayo de 2010

Chile, Reconstrucción y PMPs

Reflexiones a partir de un artículo publicado por revista América economía el día 26 de Mayo de 2010

Según la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), gracias a los esfuerzos de reconstrucción post terremoto (costo total estimado de US$30 mil millones) Chile debería registrar un fuerte repunte económico durante el segundo semestre de 2010 debido a que el gobierno cuenta con recursos para financiar la parte que le corresponde (US$8.400 millones) de los US$20 mil millones de infraestructura dañada. Dichos recursos se obtendrían por la vía de emisión de deuda, austeridad fiscal, venta de activos fiscales no esenciales, y hasta de la eventual utilización de parte del fondo soberano que tiene Chile en el extranjero.

Por otra parte, no obstante los costos de reconstrucción de la infraestructura dañada, estima que el país reduciría de manera gradual el déficit fiscal en parte gracias a la demanda interna y en parte debido a mayores precios internacionales del cobre. Las estimaciones del informe económico de la OCDE señalan que Chile cerraría el 2010 con un déficit fiscal en torno al 1,8% del PIB, de 1,6% del PIB en 2011, alcanzándose un punto de equilibrio cuando concluya el mandato de Piñera a inicios de 2014. Las dudas surgen en la OCDE en un escenario de desaceleración de la recuperación económica global, o por un error de cálculo del impacto del terremoto. Otra variable a considerar sería el sobrecalentamiento si las políticas monetaria o fiscal siguen expansivas en una potencial menor producción, concluye la OCDE (*).


Nuestra intención en este blog no es entrar a revisar o a calificar los argumentos o estimaciones de la OCDE. Esa no es nuestra área ni tenemos la preparación técnica financiera necesaria para tal efecto. Lo que si podemos hacer es reflexionar respecto de las acciones y requerimientos para dar cumplimiento a la reconstrucción de la infraestructura dañada en un horizonte de tiempo dado, con las restricciones que ameriten en alcance, costo, plazo, calidad y seguridad.


Para evitar las consecuencias de hechos de similar naturaleza, nuestro país necesariamente deberá mejorar el grado de calidad de la ingeniería revisando y corrigiendo las normas técnicas y especificaciones de diseño de los proyectos de obras civiles. Esta acción le corresponde al estado y a los organismos técnicos pertinentes.


Respecto de la ejecución de obras nuestro país deberá impulsar una campaña a nivel público y privado que asegure que quienes lideren proyectos de cierto rango sean profesionales certificados en dirección de proyectos, tales como la certificación PMP que otorga internacionalmente el PMI®.


En cifras groseras, invertir US$20 mil millones en 4 años representa una media de US$5 mil millones anuales. Si estimamos en forma conservadora en US$5 millones el monto promedio de cada contrato de infraestructura que deba manejar un gerente de proyecto, y suponemos un año en promedio la duración de dichos proyectos, significa para Chile contar con alrededor de 1.000 profesionales PMP sólo para liderar los proyectos de reconstrucción.


Actualmente en Chile se encuentran trabajando menos de 200 profesionales PMP en diversos proyectos tanto públicos como privados. Si todos ellos se destinan para atender los requerimientos de reconstrucción de infraestructura dañada –y de paso para resolver cualquier error que presente nuestro cálculo grosero- descubrimos que tenemos una carencia de 800 profesionales PMP.


Alguien podría discutir la necesidad de contratar a profesionales certificados en dirección de proyectos, y continuar tal como se ha estado haciendo en la generalidad de los casos hasta ahora. Para responder ese razonamiento no utilizaremos el argumento del valor agregado que significaría para Chile una gestión profesional que permita concluir los proyectos a un costo menor, en un plazo menor, con mayor seguridad y superior calidad, permitiendo ahorros de recursos que servirían para enfrentar otras necesidades de la población.


No Nuestro argumento se sostiene exclusivamente en evitar que a futuro otras 521 personas, nuestros compatriotas golpeados por el terremoto y maremoto, pierdan inútilmente la vida.

_________________________________________

(*) Hasta aquí el extracto del artículo de América economía, el cual puede leerse completo en el siguiente link:

http://www.americaeconomia.com/notas/ocde-proyecta-que-chile-registrara-un-rapido-repunte-tras-el-terremoto-de-febrero

1 comentario:

luis dijo...

Comparto lo expuesto en este artículo, especialmente lo relacionado a la gestión de esos 20 mil millones de dólares.
La ampliación del canal de Panamá es un proyecto de 7 años, y el monto disponible es de 5.200 MM$USD, es decir, un cuarto de la reconstrucción. La mayoría de los profesionales de este proyecto emblemático son PMP's.
Pregunto: ¿Cuántos PMP's estarán trabajando en la reconstrucción?